La Ceja Sorprendente

Nos declaramos gratamente sorprendidos con las muestras de la vibrante vida cultural cejeña, una vida que involucra centenares de niños, jóvenes y adultos (niños de todas las edades, para ser más exactos), y que rinde sus frutos con la cosecha del final del año.

Foto: Juan Pablo Tobón

Todo el 2016 ha estado repleto de logros en la gestión cultural, la formación, la creación y la proyección artística, académica y cultural local, en prácticamente todas las dimensiones, además de la demostración de nuestra capacidad para acoger y para organizar eventos de ciudad a la altura del mundo. La lista sería larga y tendida, y sí que valdría la pena tenderla muellemente… A modo de ejemplo, y como reconocimiento a esta sorprendente producción cultural local, queremos mencionar algunas de estas orgullosas sorpresas.

Comenzamos, en tono de gratitud y sin miedo a que parezca rosca, chicaniando los logros de los calladitos pero muy laboriosos Secuencia Uno, que durante todo 2016 se convirtieron en colaboradores, casi alcahuetas, de los antojos de Voces de Papel. Esta productora, joven, fresca y brillante se llevó 2 premios internacionales en un festival audiovisual de Medellín, con el Cortometraje Documental Chepa de carne y hueso  y el video Clip La Esperanza  de la banda local Kilombo (también sorprendente, y que brilló muy oronda en la pasada fiesta del libro de Medellín). Más allá de estos premios, que de alguna manera nos autorizan a pregonar que ya sabíamos de su calidad, los invitamos a buscar sus hermosos videoclips (Kilombo, La Reforma, próximamente Rivers) y cuando sea el momento, a disfrutar de la enorme calidad de Chepa de Carne y Hueso. Un producto audiovisual serio, tranquilo, pero de una fuerza y narratividad exacta y sorprendente, sobre el neblinoso carnicero de Rionegro que en la vida real disfruta pasear por el oriente con trajes extracotidianos. Y que valga la cuña: en diseño, fotografía, videos, grabación de sonido y todo tipo de necesidades técnicas, se los recomendamos desde Voces de Papel.

Habiéndonos desahogado de gratitud y admiración hacia Secuencia Uno  nos queda espacio en la editorial para un sobrevuelo sobre unos pocos asombros de este año, algunos de los cuales tienen su espacio prolongado dentro de la edición. Asombros como el de los muchos fragmentos cerámicos descubiertos por el arqueólogo Víctor Daniel ÁlvarezTabaco– y su equipo del proyecto en patrimonio arqueológico otorgado por el ICPA y el IVA a la telefonía celular, que dan luces sobre los habitantes de nuestro valle hace 1000 años y nos antojan de pensar seriamente en un museo arqueológico en el cual podamos reunir estos hallazgos con otras colecciones particulares que ya han sido puestas a disposición de la comunidad.  Hablando de Patrimonio, qué placer y qué olores a los tiempos de José Pablo de Villa se respiran al pasar por la nueva Capilla Museo Nuestra Señora de Chiquinquirá, que dentro de poco será entregada y podrá ser habitada, un peldaño más en la recuperación de este tesoro Nacional, en donde se vienen realizando esfuerzos desde el año 2005 y ya asoman los frutos.

Nos tiene sorprendidos el nuevo aire de jóvenes y niños que están haciendo parte de los procesos de creación artística y cultural, no solo por el número, sino por el nivel artístico que se está logrando con ellos. En la Ceja hay niños haciendo danza contemporánea, tocando harmónica, corno francés, timbales, cantando a 3 voces, ganando premios regionales de literatura, por ejemplo… sin ningún tipo de modestia, desde el disfrute infantil y genuino. Podemos decir con orgullo que desde la Dirección de Cultura, en alianza con grupos y maestros de estas áreas se consolidan con muchas de la ley, las Escuelas de formación artística en Vientos (banda sinfónica), cuerdas tradicionales y plectros, músicas corales, danza folclórica, danza contemporánea y teatro, mientras que otras áreas vienen consolidándose para unirse a esta lista de procesos juiciosos. Puede brillar la impaciencia, pero esta realidad es la que asegura la continuidad de la oferta poética en La Ceja: Al decir de Heráclito desayunando: “…No podríamos comernos todos los días el mismo tomate…” es preciso entonces continuar cultivándolos. Por su parte los resultados de las academias de arte independientes arrojan grandes satisfacciones en varios niveles: muchos habrían apostado que la presencia de 5 espacios creativos con procesos de formación personalizada y semipersonalizada se debilitarían entre sí: pues luego de las clausuras y balances de estas academias el resultado es el opuesto, ni el número de usuarios, ni la calidad de los resultados disminuyó para el caso de las que gozaban de tradición en el municipio, y las nuevas lograron consolidar un primer año muy positivo. Y es esta base en formación y proyección la que nos permite estar tranquilos hacia futuro: definitivamente la creación artística y la reflexión cultural se convierten en ingredientes esenciales de la canasta familiar y espiritual cejeña.

Este año, y en particular el final del año, momento de la cosecha, nos ha traído una seguidilla de sorpresas artísticas muy reconfortantes: murales nativos, exposiciones de artes con sus respectivas inauguraciones, clausuras de los procesos institucionales y las academias independientes, muestras de becas de creación en danza contemporánea y otros géneros, conciertos en todos los sectores, eventos culturales realizados a partir de la sinergia de varios colectivos y actores culturales: y eso que debemos considerarlo un primer año de una dinámica cultural nueva. Nueva, aunque responde a los procesos de ciudad cultivados y abonados desde hace un buen tiempo. En 2016, por primera vez –y lo decimos en tono de gratitud sostenida- la Dirección de Cultura, las instituciones y colectivos culturales, los grupos artísticos y otros creadores e investigadores culturales tuvimos una interacción de mutuo acompañamiento y crecimiento, cuyos mayores beneficiarios, como debe ser, terminan siendo los ciudadanos. Que venga la etapa de evaluar en cuáles aspectos aún flaqueamos, que los hay, para que el próximo año las sorpresas sobrepasen las de este, y los nuevos tomates compensen y den valor a las nostalgias de los anteriores.