Bitácora de la Mariposa del Alma Cejeña en México

Foto: Laura Saldarriaga

“Emitiendo un comunicado del mundo invisible, desde Colombia se informa a todas las mariposas de la Cuenca del Papaloapan, que ya no nos es posible convertirnos en orugas. Hemos volado a nuestros mundos, aladas y dueñas del instante”. Con esta frase despedí a mis nuevas hermanas poetas, para encontrarnos de nuevo entre fotos y recuerdos de un momento maravilloso, repleto de magia y gratitud, una auténtica reunión de hadas. Llegamos desde distintos países las mujeres elegidas para vivir la experiencia de compartir poesía, talleres de escritura, lecturas, conferencias y abrazos durante 5 días que al mismo tiempo fueron siglos y segundos, al interior de un México despierto, a todo color, con mariposas amarillas volando entre colegios y montañas, con ríos azules, arcoíris, tejidos, danzas ancestrales, mole, tacos al pastor, picante, mezcal y luz por todas partes; así tuve la dicha de representar a mi país y dar a conocer las riquezas de La Ceja del Tambo, ubicada en el Oriente Antioqueño en la Colombia del Gabo que los mexicanos admiran y ahora en el mapa del corazón de las mujeres de República Dominicana, Estados Unidos, Puerto Rico, Brasil y México, México, México; habría que nombrarlo más veces, por lo diverso que es, por lo grande. Pasamos entonces de entrevistas de radio y notas de periódico a la clausura del IV Encuentro International de Mujeres Poetas en la Cuenca del Papaloapan, en Valle Nacional, Tuxtepec, lugar donde días atrás presenté mi libro La Mariposa del alma, primero de la colección de cuentos terapéuticos El Árbol Mariposa que escribo desde hace nueve años y comparto en nuestro bello municipio con niños y adultos por igual; estuve acompañada de mi madre, de la lluvia y de El árbol de la vida, entre los vestidos de las mujeres de la región, en la Casa de Artesanías, Artes de FICAI, leyendo un cuento para comprender los procesos de cambio que vivimos, los duelos, los ciclos de la vida y la muerte; y como bien cito a Número Uno, Noticias, dijimos hasta pronto a San Mateo Yetla, Valle Nacional, Chiltepec, Tuxtepec y San Bartolo, comunidades en las cuales “la Gestora Cultural Independiente Elvira Mora Mora hizo nacer este lindo encuentro desde el año 2013 con apoyo de anfitriones, pobladores, patrocinadores, medios de comunicación, artesanos, estudiantes, profesores, artistas, etc.” y yo daría el mayor crédito posible a las mariposas de octubre que tejen sus hilos invisibles de alebrijes en Oaxaca, a ellas infinitas gracias, gracias, gracias. Esta ha sido una pequeña muestra de lo que puede hacerse realidad con el apoyo, el cariño y el respaldo de un gobierno que cree en el arte y la cultura como transformadores de vida; al Concejo Municipal, al Consejo de Gobierno y a quienes hicieron posible esta bitácora de La Mariposa del Alma Cejeña en México, un sentido abrazo y felicitaciones por atreverse a enlazar las fronteras, así damos ejemplo, vamos construyendo mejores seres humanos, una sociedad distinta y preparada para la paz. 

La Ceja del Tambo, Antioquia, Colombia. Noviembre 4 de 2016 

Charlemos whatsapp