Voz cultural



La historia del jingle navideño de Caracol...
Gmo. Alejandro Bernal R. (2014). La música de nuestros ancestros.
Pocos coterráneos conocen al maestro Manuel J. Bernal, el gran músico colombiano de origen cejeño, pero se pueden acercar a su obra por un relato sencillo, pero significativo, que nos ha compartido Guillermo Alejando Bernal, escritor del libro La música de nuestros ancestros. Aquí va la anécdota que nos deja ver el carácter de este grande de la música colombiana.

Una mañana de diciembre de 1955, mientras estaban sentados “tintiando” varios músicos en el café El Potro, propiedad del cantante argentino Alberto Podestá (ubicado en Maracaibo con Sucre), esperando que fueran las 11a.m, hora en la cual empezaba el ensayo del programa de la noche de la emisora La Voz de Antioquia, de Caracol, salieron de la musicalidad del Maestro Manuel J. Bernal, las notas que dieron vida y sonoridad al jingle69 más escuchado en la radio colombiana.

Esto sucedió cuando ingresó al café el locutor y radio actor Jaime Trespalacios101, quien después de saludar a la concurrencia le entregó al Maestro Manuel J. Bernal un papel en el que se leía: “De año nuevo y navidad, Caracol por sus oyentes, formula votos fervientes, de paz y prosperidad”43.
 
Acto seguido el Maestro Manuel J. Bernal, pidió una hoja, y sobre ella escribió la melodía, pidiéndole a su hermano el joven Maestro Alejandro Bernal que antes de comenzar el ensayo tocara en el piano lo que él había escrito en el café El Potro.
 
Cuando estaban tocando la melodía y cantándola, la escuchó el señor Alberto Toro Montoya, administrador de la emisora, quien de inmediato se entusiasmó con el mensaje navideño y le pidió al Maestro Manuel J. que montara la pieza musical que se grabaría y emitiría en el programa de esa noche.
 
Fue así como en la navidad de 1955 con el Maestro Bernal interpretando el piano y las voces de las integrantes del trío Primavera44 conformado por: Lillyam Bustamante y las hermanas Araque: Blanca70 y Myriam45, sonó por primera vez el jingle que año tras año nos recuerda a los colombianos que estamos en navidad.


Guillermo Alejandro en enero de 2015 completa esta historia conforme se lo contó su tío Juan Alberto Bernal:

Cuando se escucha la introducción de la canción que interpreta el maestro Manuel J. Bernal en la grabación de diciembre de 1955, se oyen unos arpegios que “dicen”: /Navidad…, navidad…, navidad…/

Se trata de una improvisación del maestro Manuel J. Bernal, a una parte del bolero Navidad –Campanitas que vais repicando/ navidad vais alegre cantando/…-, inmortalizado por el cantante cubano Antonio Machín (Antonio Abad Lugo Machín), y que ejecutó como homenaje a uno de sus grandes amores: su señora madre, doña María González Carmona, a quien le encantaba escuchar en diciembre, de las manos y las voces de sus hijos/hijas, esta hermosa obra musical.


[Gmo. Alejandro Bernal R. (2014). La música de nuestros ancestros.]



Sobre el autor:
 
Soy hijo de cejeños: papá (Alejandro) de la familia de los píldoras -por bajitos- y mama (Sonia) "chuchinga", crecí entre músicos y sé tocar piano, leo partituras, pero no soy músico, aunque el contacto con la música y los excelentes ejecutantes y la teoría estudiada me permiten tener un diálogo fluido con ellos, y percibir la música y sus ejecutantes en un nivel de calidad muy alto.
 
Me formé como médico, me dedico a la parte administrativa, trabajo como médico auditor en la Clínica El Rosario, y como profesor de farmacología en la Fundación universitaria autónoma de Las Américas, ambas en Medellín.
 
Soy un gomoso de la historia y la lectura, estoy intentando escribir un cuento y los intentos fallidos los he ido guardando en medellin27denoviembre.blogspot.com, algunas personas los han leído y los han publicado en sus revistas; también colecciono monedas y camino largas distancias.
 
Crecí en La Ceja que quedaba a dos horas de Medellín en bus, se viajaba por el camino que cubrió la represa de La Fe, iba a acompañar a mis abuelitos y/o mis papás a mercar en la plaza, cuando eso el mercado se echaba en una canasta, y la canasta la llevaba a la casa un señor en una carretilla, la carne se envolvía en periódico, y donde uno de mis abuelitos no tenían nevera.
 
En La Ceja donde pasaba mis vacaciones del colegio, tenía que tomar leche de vaca, que sabe muy distinto a la leche de bolsa, y casi todo quedaba a dos cuadras de la casa donde yo me hospedaba.
 
En esa Ceja de mi infancia yo ayudaba a vestir santos y marchaba en las procesiones, y podía subir al coro a ver y oír a los músicos que traía mi papá, y podía entrar a la casa cural y a la sacristía, y a veces hasta me daban hostias sin consagrar.
 
En La Ceja donde yo crecí mis hermanos, mis primos y yo nos comíamos el sancocho de las gallinas que horas antes habíamos perseguido en el corral por indicación de mi abuelita María, en los escaños de la cocina, y después nos íbamos a jugar, pero yo a veces me sentaba a oír a mi abuelito, a papá y a mis tíos hablar de bambucos, pasillos, interpretaciones de obras, composiciones, y anécdotas de radio y televisión.
 
Después fui creciendo y me di cuenta que ese mundo que para mi era tan normal era casi desconocido para las personas que hasta casi se hacían pisar por los caros para que mi tío Manuel y mi papá los saludaran, y ya viejo me di cuenta que valía la pena contar que en La Ceja donde yo crecí habían nacido, crecido y tocado unos músicos muy virtuosos de los cuales valía la pena contarles a las generaciones presentes y futuras su historia. 
         
 


Lunes 22 de junio de 2015

Ago
12
2015
recuerdo,cuando mi querido cuñado,Manuel J.Bernal, compuso la música de este hermoso jingle, y lo he disfrutado mucho todas las navidades.Recuerdo que a EL, le gustaba mucho.
Fanny Ghelman Vainer

Jul
23
2015
Se me eriza la piel y siento el mas grande orgullo de mi tierra natal. Perdurara por siempre en la memoria el recuerdo de nuestros grandes maestros. Felicitaciones dr. Alejandro por su remembranza. Aplausos mil.
Gloria Elena Osorio PatiÑo

Jun
24
2015
Hola Alejandro. Debo decirle que admiro mucho la forma en que escribe, pues me transporta a conversaciones (muy paisas) que tuve de niño con mis abuelos y mis padres, Usted es un fiel representante de nuestra Antioquia, lo felicito. Un abrazo
Luis Javier Perez

Jun
24
2015
Que bonita historia Alejo. Yo siempre he tenido esa melodía (la original) en mis archivos de jingles por mi profesión de publicista, pero no tenía la historia. Ahora la anexé y me quedó completo el archivo. Esa melodía han tratado de cambiarla varias veces desde hace muchos años. Hace dos años lo hicieron en Caracol y fue tanta la piedra que nos dio a los colombianos, que escribimos y nos quejamos del por qué no debían de quitarla. Entre otras cosas porque cuando uno está fuera del país esa nota lo llena a uno de recuerdos que en para el 90% de los colombianos en el exterior son muy buenos recuerdos familiares. Y uno estando solo por fuera en muchas ocasiones es lo único que tiene para motivarlo a seguir adelante y hacerlo regresar a la tierrita, que mientras más lejana más se añora.
Jaime Guzman

Jun
23
2015
Excelente narración Alejandro. Perfecta para rememorar las anécdotas musicales que aún cuenta mi padre, algunas de ellas en compañía de tu padre. Felicitaciones!
Abelardo Guzman

Jun
23
2015
Me encanta que usted tenga tantas inquietudes, las cultive y las comparta. Es valioso de verdad.
Jairo LeÓn Cano GÓmez

Jun
23
2015
Nada mas ameno que leer historias investigadas y contadas de tal forma que uno mismo se transporta a esos momentos, hoy historicos. GRACIAS
Juan Manuel Bernal Ghelman

Jun
23
2015
Excelente saberlo. Qué melodía tan pegajosa y memorable. Por ahí, alguna vez, Sergio López Díaz nos retó a ver si sabíamos qué dice la letra del jingle: Caracol por sus oyentes, formul...
Juan G. Medina G.

Jun
23
2015
Que buena historia y mejor aun encontrar quien la cuente y se la de a conocer a todas las personas que de una u otra forma nos gusta la música y la historia de nuestra querida Antioquia.
Juan Fernando Morales

Jun
23
2015
Que buena historia y mejor aun encontrar quien la cuente y se la de a conocer a todas las personas que de una u otra forma nos gusta la música y la historia de nuestra querida Antioquia.
Juan Fernando Morales

Jun
23
2015
Delicioso, deliciosísimo relato. Las memorias del doctor Alejandro Bernal nos devuelven a momentos y sitios que a veces se van quedando en el cuarto de San Alejo de la memoria y que -al desempolvarlos- nos dejan un grato sabor a nostalgia y a recuerdos tan bellos que nunca deberían ser borrados.
Carlos Mario Cano Restrepo

Jun
23
2015
En internet se leen excelentes relatos acerca de la letra del jingle navideño de Caracol, pero poco se sabía de la música, menos aún se conocía que fue compuesta por el maestro Manuel J. Bernal, en un café mientras esperaba con sus músicos la entrada a un ensayo musical.
Guillermo Alejandro Bernal RodrÍguez



Bienvenido. Recuerde que debe completar los campos activos.
Su email
Comentario
Sus nombres
Sus apellidos
Código de verificación
«¿Ilegible? Aplica para recargar
Ingrese el código anterior:
Condiciones
Voces de Papel S. A. S. se reserva el derecho de eliminar sus comentarios si son ofesivos, desproporcionados o si atentan contra los derechos y el buen nombre de personas o entidades. El usuario debe confirmar su comentario a través de un link que le llega a su correo, después de completarse la operación de envío, por lo que el email debe estar activo y ser propiedad del comentarista. Los mensajes que no se confirmen o eliminen por el mismo usuario en un lapso de 1 hora, si lo ameritan, serán confirmados por el sistema.

Acepto las condiciones.

Visita N°831531


Indicadores económicos
Voces de Papel S. A. S. - La Ceja, Antioquia (Colombia) Los textos aquí publicados se pueden reproducir citando la fuente